Mafia China

Un nuevo golpe de la “mafia china”

El dueño del supermercado chino asesinado de un tiro en el pecho el jueves a la noche en Lomas de Zamora había sido amenazado por la “mafia china”: tres días antes del crimen le habían exigido 50.000 dólares para permitirle abrir otro local .

Tal como informó Clarín en parte de su edición de ayer, el hecho ocurrió el jueves a las 22 cuando la víctima, identificada como Huang Xian Ping (46), acababa de cerrar el supermercado ubicado en Belgrano al 300 (Banfield) y se iba a su casa, ubicada en Almirante Brown 2634 (Témperley), adonde vive junto a su mujer y su hija.

Cuando Ping estaba por entrar a su casa, se le acercaron dos atacantes armados y, sin decir una palabra, uno de ellos le disparó un tiro que mató al comerciante .

Los policías secuestraron los teléfonos de toda la familia de Ping para revisar el historial de llamados y mensajes de texto ya que, si bien no habla un español fluido, la mujer de la víctima logró hacerles entender que habían sufrido amenazas en los días previos .

En tanto, otro familiar contó a los investigadores que el lunes Ping había recibido una amenaza por parte de la denominada “mafia china”, que le exigía 50.000 dólares para permitirle abrir un nuevo supermercado en la zona.

Ping es al menos el tercer muerto en lo que va del año producto de ataques presuntamente relacionados con extorsiones y ajustes de cuentas de la llamada “mafia china”.

 

atacan a tiros a un hombre

El encargado de un supermercado de dueños chinos de Mar del Plata fue herido de dos balazos dentro del local poco después de haber sido extorsionado para que pagara 50.000 dólares a cambio de “seguridad”, por la denominada “mafia china” , informaron ayer fuentes policiales.

Como medida de protesta, la Cámara que agrupa a los empresarios asiáticos en esa ciudad anunció que hoy los comercios de dueños chinos cerrarán sus puertas y habrá un movilización hasta Tribunales para apoyar una investigación contra la “mafia china”. Voceros policiales informaron que la víctima del ataque es Mi Youzhi (35), quien el domingo fue baleado en el supermercado de avenida Arturo Alió y Gascón.

El ataque fue realizado por un hombre que no tenía rasgos asiáticos, y los investigadores descartaron la hipótesis del robo ya que el agresor se acercó a Mi Youzhi y, sin pedirle dinero, le disparó dos veces.

Mi Youzhi fue trasladado al Hospital Interzonal General de Agudos de Mar del Plata, donde quedó internado en grave estado pero estable. Los médicos determinaron que recibió dos balazos, uno en un antebrazo y otro que le impactó en un pulmón.

El subjefe departamental de Mar del Plata, comisario inspector Eduardo Perique, contó ayer a Télam que “de las ocho denuncias de extorsión que tenemos hace 15 o 20 días, éste es el primer caso en el que la amenaza se concreta”.

 

Matan de tres tiros al vigilador de un supermercado chino

Creen que fue una amenaza al dueño, al que investigan por piratería del asfalto.

Un vigilador privado de un supermercado chino fue asesinado de tres disparos en la puerta del comercio y una de las sospechas apunta a que se trató de un mensaje mafioso dirigido al dueño del lugar, que está siendo investigado en una causa por piratería del asfalto. Otra hipótesis sostiene que el custodio fue ejecutado al intentar evitar un asalto.

El hecho ocurrió la noche del jueves en la localidad de Villa Ballester, partido de San Martín. Los investigadores detuvieron el viernes a un joven de 19 años como a uno de los sospechosos del homicidio y anoche aún buscaban un prófugo, según confirmaron a Clarín fuentes de la investigación.

Todo ocurrió muy rápido. Cerca de las 20.30 del jueves, dos jóvenes armados llegaron en dos motos y cuando estaban por entrar al supermercado, el vigilador les cerró el paso y forcejeó con uno de ellos queriendo evitar que ingresaran.

De repente, uno de los asaltantes le disparó tres tiros al custodio, que cayó muerto. Los ladrones escaparon sin llevarse nada , ni siquiera llegaron a entrar al súper.

El hecho ocurrió en un comercio ubicado en la calle Profesor Aguer al 4.800, a unos 100 metros de la estación de trenes de Villa Ballester del ex Ferrocarril Mitre. Y la víctima fue identificada como Fidel Francisco Bravo, de 52 años.

Horas antes de que ocurriera el homicidio, el supermercado había sido allanado por personal de la Policía de San Martín, en el marco de otra causa que investiga un golpe de piratas del asfalto que asaltaron un camión que llevaba un cargamento de productos de perfumería, en Vicente López.

En el operativo realizado en el supermercado, los investigadores lograron identificar parte de la mercadería que había sido obtenida en ese asalto . Y por esa razón, la Policía no descarta que el crimen del vigilador en realidad haya sido una advertencia para el propietario del súper, de nacionalidad china El asesinato de Bravo tuvo todas las características de una amenaza extorsiva o un ajuste de cuentas. De todas maneras, fuentes del caso aseguraron que la hipótesis del intento de robo no se descartó. Según los empleados, el joven arrestado ya había intentado asaltar el súper en otras oportunidades.

Si bien la Justicia evalúa una posible venganza, una fuente aseguró que “hasta ahora no tenemos ningún elemento como para vincular el crimen con el robo al camión”. Tras el testimonio de varios testigos, la Policía allanó una casa en Villa Ballester y detuvo al joven sospechado. Allí se secuestraron dos motos similares a las que se usaron en el hecho y tres armas que ahora deberán ser peritadas.

 

Balearon al dueño de un supermercado chino en Almagro

04/03/11 - 10:01

Fue atacado por dos hombres cuando estaba cerrando su comercio. Sería un nuevo caso de la denominada “mafia china”.

 

El dueño de un supermercado chino del barrio porteño de Almagro fue baleado por dos hombres cuando estaba por cerrar su comercio y, según cree la policía, el episodio sería un nuevo caso protagonizado por la denominada "mafia china", se informó hoy.

El hecho, el segundo de similares características ocurrido en 24 horas, se produjo a las 21 de ayer en el mercado situado en Leopoldo Marechal al 800, cuando la víctima, de 35 años y origen asiático, estaba por bajar la persiana de su local para terminar la jornada laboral.

Los voceros relataron que en ese momento, dos hombres que se movilizaban en una moto se detuvieron frente al negocio, y uno de ellos bajó rápidamente e ingresó al local  exhibiendo un arma de fuego.

Una vez adentro y sin mediar palabra, el agresor le disparó un balazo en una pierna al comerciante, tras lo cual escapó junto a su cómplice a bordo de la moto.


Segundos después, la víctima fue asistida por sus empleados y luego fue atendido por los médicos de una ambulancia del SAME, quienes lo trasladaron al hospital Durand, donde quedó internado.

Las fuentes indicaron que si bien el comerciante herido no brindó detalles acerca del hecho, se supo que el hombre ya habría sido amenazado días antes para que abonara dinero en concepto de "seguridad" para su local.

Este ataque realizado presuntamente por la denominada "mafia china" contra un comerciante de esa nacionalidad es el segundo ocurrido en 24 horas, ya que el pasado miércoles, a las 21, el dueño de un supermercado del barrio porteño de Mataderos también fue atacado a balazos en la puerta de su comercio.
En esa ocasión, la víctima recibió un balazo en un brazo en la puerta de su negocio situado en Corvalán al 1100, por dos hombres que luego del ataque escaparon en una moto roja.

 

desbaratan una banda que pedía plata para dar seguridad a los supermercados

Seis ciudadanos chinos y un dominicano fueron detenidos tras siete allanamientos realizados en Capital Federal y el conurbano bonaerense, acusados de integrar una banda que se dedicaba a extorsionar a comerciantes chinos que abrían supermercados, a los que les exigían unos 50 mil  dólares para brindarles una supuesta seguridad.  

Fuentes policiales dijeron que es la primera vez que se realiza un operativo de este tipo en el que se detiene a supuestos integrantes de la "mafia china", y explicaron que se investiga si los apresados concretaron algún homicidio de un comerciante chino en las últimas semanas. 

Entre los elementos secuestrados, además de armas, celulares y autos, los investigadores dijeron que hallaron carteles de color amarillo con una inscripción en chino que eran entregados a los  dueños de los supermercados que pagaban por la extorsión. 

Las detenciones fueron realizadas por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de San Martín tras siete allanamientos llevados a cabo en ese partido del noroeste del conurbano, otro en La Matanza y otros tres en la Capital Federal, en uno de los cuales fue apresado el presunto líder de la organización. 

En tanto, también fueron demoradas otras 22 personas de nacionalidad china, aunque la Justicia deberá determinar si formaban parte de la banda o tienen vinculación con las extorsiones. 

Según las fuentes, en los procedimientos fueron secuestrados un Toyota Corolla y un Honda Accord, que fueron filmados en distintos procedimientos de inteligencia, 25 teléfonos celulares y  siete armas de fuego de distintos calibres, entre ellos un revólver calibre 357 y una pistola marca Jericó calibre 40

Los investigadores dijeron que llegaron a desbaratar la banda con el aporte que hicieron al menos siete comerciantes chinos que dijeron haber sido extorsionados, y con el entrecruzamiento de  llamadas. 

"La clave estuvo en que por primera vez hubo algunos comerciantes que se animaron a denunciar las extorsiones. Gracias a eso, llegamos a los teléfonos que utilizaba la banda y los empezamos a entrecruzar", dijo a Télam un jefe policial. 

Según las fuentes, cada vez que se estaba a punto de abrir un supermercado, la banda enviaba una carta con la exigencia de los 50 mil dólares y una amenaza con los datos de un ciudadano chino que se negó a pagar y murió a balazos, y un teléfono celular. 

"Por cada comercio, la banda utilizaba un número de teléfono celular, nunca repetían el mismo", agregó la fuente consultada. 

Además, los investigadores de la DDI de San Martín contaron con la colaboración de un traductor que hizo de nexo entre los comerciantes extorsionados y los pesquisas. 

Según las fuentes, la principal sospecha es que los detenidos, seis de ellos ciudadanos chinos y el restante un dominicano, forman parte de una de las triadas que operan en el país. 

Además, creen que los apresados pudieron haber concretado alguno de los homicidios resonantes o ataques a comerciantes chinos que se registraron en las últimas semanas en el conurbano o en la Capital Federal.

 

 

Balean al dueño de un súper chino y sospechan que fue un ataque mafioso

El atacante le disparó dos veces con un arma calibre 22 y se fue sin robar nada.

El dueño de un supermercado chino fue atacado a balazos en su comercio del barrio de La Boca.La víctima recibió un disparo en una de sus piernas y fue internado en el Hospital Argerich, aunque ayer al mediodía fue dada de alta. El hecho ocurrió el lunes a la noche en un local de Necochea al 1100, a pocas cuadras de la cancha de Boca Juniors. Por las características del caso, se sospecha que pudo ser un nuevo ataque de la llamada “mafia china”, que extorsiona a comerciantes de esa nacionalidad para brindarles “protección” . Apenas tres días antes, otro local fue atacado a tiros en Saavedra.

Según fuentes del caso, dos hombres jóvenes en una moto llegaron al lugar y uno de ellos entró al supermercado mientras el otro se quedó esperándolo en la calle. En el lugar estaban la esposa de la víctima atendiendo una de las cajas y otros empleados. El dueño, Ming Dong (41) entró en ese momento al comercio desde la calle y saltó un mostrador para ir hacia una segunda caja.

El atacante disparó dos veces con un arma calibre 22. Falló el primero, pero el segundo alcanzó a herir a Ming Dong en una pierna.

Luego del disparo, el atacante volvió a la moto en la que estaba su cómplice y ambos escaparon sin intentar llevarse nada . Ayer a la tarde, la víctima volvió a su casa, ubicada en el primer piso del supermercado (que estaba cerrado). Un familiar se limitó a decirle a Clarín que Ming Dong estaba bien, aunque no quiso referirse a lo que pasó. Según fuentes policiales, el móvil del hecho no está claro.

Hay dos hipótesis. La primera, es que efectivamente se haya tratado de un ataque de la mafia china. La otra, que todo se haya dado en medio de un intento de robo. “ La familia fue reticente al darnos información ”, dijeron los investigadores. Los vecinos consultados dijeron a Clarín no haber visto lo que pasó, pero detallaron que la familia maneja del negocio desde hace no menos de diez años y que nunca tuvo problemas.

El de La Boca fue el segundo ataque sufrido por dueños de supermercados chinos en el plazo de tres días en la Capital Federal. El viernes, el frente de un local ubicado en Ciudad de la Paz al 3700, en Saavedra, fue baleado poco después del cierre. En aquel hecho, la Policía no tenía dudas de que se había tratado de una amenaza de la mafia china, que ya protagonizó varios hechos de características similares en 2010.

El dueño, Zaiyi Zmalg, de 44 años, había recibido durante todo el viernes llamados extorsivos en los que se les exigían 50 mil dólares si quería mantener el supermercado abierto. También habían amenazado a toda su familia. Cerca de las 22.15, con el local cerrado, la persiana metálica recibió al menos siete disparos realizados desde un auto.

 

Matan a sangre fría al joven dueño de un súper chino

17/11/2010. Estaba siendo extorsionado y amenazado desde hace dos meses. Ayer al mediodía, otro joven le pegó tres balazos. Es el quinto comerciante chino asesinado en lo que va del año en ataques mafiosos. Tenía 26 años y le exigían 50 mil pesos para trabajar.

Un joven de nacionalidad china y dueño de un supermercado fue asesinado de al menos tres balazos frente a su comercio, ubicado en la localidad de Adrogué, partido de Almirante Brown. El hecho ocurrió ayer poco antes del mediodía y l os investigadores tienen la certeza de que en el crimen actuó la “mafia china” . La víctima, de 26 años, había recibido amenazas hace poco menos de dos meses: tenía que pagar 50 mil pesos para poder seguir trabajando .

Todo ocurrió entre las 11.15 y las 11.30 de ayer. El joven asesinado, identificado como Lin Xin Qi, oriundo de la región de Fugian, estaba atendiendo el supermercado ubicado en Prieto y Echagüe, en el barrio Arzeno. Allí también se encontraban su hermana y un empleado. En determinado momento, la víctima salió a la vereda a fumar un cigarrillo. Fue entonces cuando del interior del negocio salió corriendo un joven (que había entrado haciéndose pasar como cliente) y lo ejecutó de al menos tres tiros certeros: dos en el pecho y uno en el rostro .

Lin quedó tendido en la vereda desangrándose mientras su hermana pedía ayuda a los gritos. El asesino escapó corriendo hacia la esquina de Echagüe, donde lo esperaba un cómplice montado en una moto negra. Ambos huyeron a toda velocidad. Hasta anoche no había detenidos. La Justicia secuestró la computadora que archiva las imágenes de las cámaras de vigilancia, aunque la Policía dijo a Clarín que el supermercado no tiene cámaras en la vereda.

Los investigadores determinaron que los propietarios del comercio habían sido víctimas de una extorsión. Una fuente cercana a ellos relató a Clarín que, hace casi dos meses, los habían amenazado con balearles el supermercado. “Y ellos estuvieron esperando todo un día a que vinieran a atacarlos, con el local cerrado y vigilando desde la terraza ”, dijo el allegado. Esto habría ocurrido a mediados de septiembre. Tres hombres de nacionalidad china se presentaron en el supermercado exigiendo dinero a cambio de un “permiso” para que siguiera trabajando ahí. Fuentes policiales precisaron a este diario que reclamaron 50 mil pesos. El joven, parte de una familia con varios negocios, se negó y así comenzaron las amenazas.

Lin Xin Qi vivía en una casa arriba del comercio, junto a su hermana, un empleado (también chino) y la familia de este último. El local había sido abierto hace poco más de un año. Días atrás, apareció otro ciudadano chino diciendo que planeaba abrir un supermercado a dos cuadras de allí. Eso provocó una fuerte discusión con Lin, aunque en principio la hipótesis más fuerte de la investigación está orientada al pedido de extorsión de hace dos meses.

El caso tiene puntos en común con otros hechos ocurridos en el año: en lo que va de 2010, es el decimocuarto ataque de similares características atribuido a la “mafia china” y Lin se transformó en la quinta víctima fatal . Así como ocurrió en otros casos, en este crimen también actuaron “killers” locales . “Un joven entró al súper haciéndose pasar por cliente. Vestía una campera deportiva y gorrita blanca para que las cámaras no le tomaran la cara. Una vez que identificó al dueño, salió a la calle y lo mató a sangre fría”, detalló una fuente policial.

Los peritos presumen que Lin fue asesinado con un revólver calibre 32. Ayer a la tarde, aún podían verse las manchas de sangre en la vereda . Detrás de las enormes persianas amarillas, la familia de Lin apenas podía contener la tristeza. En el barrio, una zona más bien modesta y sin demasiadas calles asfaltadas, muchos sabían que Lin había sido amenazado. “Era un buen tipo”, aseguró Jorge, un quiosquero del barrio. Intervienen la comisaría 1° de Adrogué y la UFI 6 de Lomas de Zamora.

 

Balearon al dueño de un supermercado chino

Según los vecinos, fue un “ajuste de cuentas”. Pero la Policía dice que se trató de un asalto.

El dueño de un supermercado chino de la zona del Abasto resultó herido de un balazo en una pierna por dos hombres que, tras atacarlo, escaparon sin robar nada. Hasta anoche no estaba claro si fue un golpe de la llamada “mafia china” o un brutal intento de robo.

El episodio ocurrió ayer a la tarde en San Luis al 3100. La hipótesis del intento de robo fue sostenida por la Policía.

En cambio los vecinos dicen que fue un “ajuste de cuentas” y que el comerciante había sido amenazado.

El hecho ocurrió a las 18.30. El hombre herido es de nacionalidad china (los vecinos lo conocen como “Leo”) y hasta anoche permanecía fuera de peligro. Sus agresores tenían rasgos occidentales.

Según fuentes policiales, uno de los atacantes entró al local (el otro se quedó en la puerta) y amenazó con un arma a “Leo”, que en ese momento estaba en una de las cajas. “Le gritó que entregara el dinero. Pero ‘Leo’ decía que no entendía. Entonces el delincuente, que estaba muy sacado, le disparó y huyó sin robar ”, señalaron.

Sin embargo, los vecinos dijeron a Clarín que “Leo” había sido amenazado la semana pasada por la “mafia china”. “El atacante entró y preguntó por el encargado. En la caja le dijeron que estaba en el fondo y el hombre fue a buscarlo. Cuando lo tuvo adelante, sin dudar le disparó un tiro en una pierna”, explicó a Clarín una clienta que presenció el ataque.

 

El comerciante secuestrado llamó a su padre a China

Se lo contó la madre de Lin Zhan a sus empleados. Creen que eso apurará su libertad  

Tras sus primeros llamados a su hermana y su madre, en lo que les pidió que reunieran 500.000 dólares para liberarlo de sus captores, el comerciante chino secuestrado el lunes en Rosario no volvió a comunicarse con los familiares que tiene en esta ciudad. Sin embargo, sí mantuvo una comunicación internacional: habló con su padre, quien se encuentra de viaje en China . Así se lo aseguraron desde su entorno a los empleados de su supermercado, de acuerdo a los testimonios recogidos por los investigadores.

El dato fue aportado por Osvaldo, un carnicero del local. Lo ratificó ayer ante las Tropas de Operaciones Especiales (TOE), una de las unidades a cargo de la investigación. “La mamá del señor desaparecido le dijo que esta situación se iba a solucionar en pocos días dado que él se había comunicado con el padre, que está en China, y que le había transmitido un mensaje de tranquilidad”, reveló el comisario Miguel Oliva.

Altos jefes policiales trabajan para confirmar la veracidad de ese contacto. “No sabemos si existió realmente ni con qué fin pudo comunicarse este muchacho con su padre. Desconocemos si fue para que intervenga en la negociación o si fue una prueba de vida”, explicó un investigador a Clarín .

Un gran obstáculo para la investigación es que la familia evita colaborar con la Policía . Citados por el fiscal, la hermana y la madre de la víctima decidieron no presentarse en Tribunales, aunque tampoco tenían obligación de hacerlo. El secuestro se produjo a las 23 del lunes a metros del supermercado de la víctima, Lin Zhan (25), en el macrocentro rosarino. Dos hombres de rasgos orientales dispararon al aire, lo obligaron a dejar a una de sus hijas en la calle –tiene 3 años– y lo subieron a una camioneta. La nena, cuya hermana gemela está ahora en China con el abuelo, quedó sola en la vereda.

Los investigadores están desorientados. No saben si se trata de una venganza o de un problema generado por alguna deuda. Cuando preguntaron sobre esto a los familiares, se encontraron con nada. La hermana de Zhan dijo a la Policía que ni siquiera recuerda de qué zona de China proviene . “Yo era muy chica cuando vinimos”, afirmó. “Observamos en ellos una tranquilidad pasmosa”, explicó Cristian Sola, titular de las TOE.

El caso, ocurrido tras una seguidilla de ataques contra comercios orientales en Buenos Aires, hizo que la propia Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad de Residentes Chinos (CASRECH) pidiera ayuda en aquel país. Su titular, Manuel Calvete, explicó que pretenden obtener datos para colaborar. Y contó que los secuestradores usan “uno de los más de mil dialectos que se hablan en China, para el cual no hay traductores”.

“Hemos hablado con los líderes de cada uno de los grupos de las distintas ciudades de China para ver de qué forma se puede aportar algún elemento para dar con esta gente”, agregó Calvete a radio Continental desde aquel país. En las TOE dijeron que por ahora sólo recibieron el aporte de dos traductores aportados por la Embajada.  

Secuestran a un comerciante chino y piden US$ 500.000

Fue en el macrocentro de Rosario. Dos hombres de ojos rasgados dispararon al aire y lo subieron a una camioneta. La propia víctima, de 25 años, llamó luego a su familia y transmitió el pedido de rescate. Lo capturaron en plena calle, frente a su hija de 3 años

 

Actuaron rápido, con decisión. Armados, con el rostro descubierto, dispararon al aire para intimidar a la víctima. No los detuvo ni siquiera la presencia de una nena de tres años , hija del comerciante chino al que estaban por secuestrar en plena calle. Eran las 23 del lunes en el macrocentro de Rosario. La escena fue vista por algunos vecinos, quienes alcanzaron a rescatar a la niña.

Aunque los investigadores no descartan ninguna hipótesis, la mano de la llamada mafia china parece estar detrás del episodio. Hasta anoche se habían producido dos llamados extorsivos que fueron realizados por la propia víctima, el joven Lin Zhan (25), por orden de los captores. Los recibieron su hermana y su madre, a quienes les anunció que pretendían 500.000 dólares para liberarlo .

Zhan es uno de los dueños y el encargado de un supermercado ubicado en Ricchieri 1050. Sus padres son los otros propietarios del local, situado en la zona desde hace cuatro años. La casa del joven está ubicada a pocos metros de allí. Fue en el trayecto que hay entre ambas propiedades donde fue encarado por dos hombres con rasgos orientales que se movían en una camioneta Peugeot Partner gris, sin patente y con vidrios polarizados . Los secuestradores mostraron un arma y, para evitar que la víctima se defendiera, dispararon al aire.

El episodio descolocó a las autoridades provinciales de seguridad. “Casi no hay antecedentes”, admitió el subsecretario de Seguridad de Santa Fe, Horacio Ghirardi.

El presidente de la Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad de Residentes Chinos, Miguel Calvete, comentó el tema desde China, donde participa de una misión comercial. “Hubo casos de violencia y extorsiones en la comunidad –admitió–. Pero el tema de secuestros no se daba desde hace bastante tiempo”.

Sin embargo, es llamativo que la captura de Zhan haya ocurrido en medio de la seguidilla de ataques contra comerciantes orientales ocurridos en los últimos días en Buenos Aires (ver Detectan...

).

Los investigadores advirtieron que el entorno de Zhan está ofreciendo poca colaboración. “Son muy cerrados con sus declaraciones. Hay que sacarles los datos con tirabuzón”, advirtió el comisario Miguel Oliva, de la comisaría 6ª.

Esa actitud llevó a los investigadores a evaluar distintas hipótesis. “No descartamos ni siquiera el autosecuestro”, dijo a Clarín un alto jefe policial.

Los familiares del comerciante aseguraron no tener problemas con otros miembros de la comunidad. Pero la hermana de Zhan llegó a reconocer la existencia de una amenaza de un grupo que le ofreció protección para el local . cuando se le pidieron más detalles, se desdijo. Una versión también indicaba que el joven estaba a punto de comprar otro supermercado y que ya tenía el dinero.

El idioma se convirtió en otro escollo para avanzar los investigadores. Los llamados telefónicos para pedir rescate se desarrollaron en la lengua del comerciante. La embajada ofreció un listado de traductores y una brigada de Antisecuestros de la Policía Federal colabora en el caso.

“Estamos tratando con mucho cuidado el hecho porque se sabe que es una colectividad muy cerrada, que resuelve muchas veces sus conflictos y sus situaciones de manera autosuficiente”, evaluó Ghirardi, el secretario de Seguridad, quien anoche convocó al comité de crisis policial para trabajar en el tema.

No es la primera vez que el delito golpea a este supermercado. Cuando era propiedad de otro persona de origen chino, hace unos años, siete ladrones ingresaron en el local y, tras un tiroteo, se llevaron un botín de 40 mil pesos.

 

Secuestraron al dueño de un súper chino en Rosario

Fue capturado anoche, cuando llegaba a su casa. Según trascendió, los captores exigieron un rescate cercano al millón de pesos. Investigan si el hecho puede atribuirse a la “mafia china”.

El dueño de un supermercado chino de Rosario fue secuestrado en las últimas horas cuando llegaba a su casa. Según trascendió, los captores se comunicaron con la familia de la víctima y exigieron un importante rescate.

 

El hecho ocurrió anoche, alrededor de las 23, cuando la víctima –un comerciante de nacionalidad china y dueño de un supermercado de la zona- llegaba a su casa ubicada en la esquina San Juan y Ricchieri, de Rosario.

 

Allí, el hombre -de 25 años, casado y padre de una nena de 3- fue interceptado por varios delincuentes que, tras golpearlo, lo obligaron a subir a una camioneta Peugeot Partner y se lo llevaron cautivo.

 

Según se supo, en las últimas horas los secuestradores se comunicaron con la familia del comerciante y pidieron por su liberación un rescate cercano al millón de pesos.

 

Allegados al comerciante secuestrado informaron a los medios de prensa locales que la víctima, tenía previsto concretar en los próximos días la compra de otro supermercado.

 

Los investigadores no descartan que pueda tratarse de otro hecho de la denominada "mafia china". La Policía dio intervención al juez federal de Rosario Marcelo Baylaque que instruye actuaciones por "secuestro extorsivo”.

 

La mafia china ahora usa en sus ataques a sicarios locales

Sus blancos son los súper chinos. Piden hasta 60 mil dólares para dar seguridad o para alejar a la competencia. En cinco casos ya emplearon “killers” contratados acá para balear a los que se niegan. Exige un canon anual a cambio de “protección”

 

La mañana del lunes 19 de abril pasado, un hombre entró caminando tranquilamente al supermercado chino Aurora (Amenábar al 1900), en el barrio de Belgrano. Fue hasta donde estaba el dueño, le disparó y huyó por donde había venido. El caso se difundió como un asalto común y corriente, pero escondía algo más: el comerciante estaba siendo extorsionado desde diciembre de 2009. Le pedían 50.000 dólares a cambio de “protección”, una especie de canon anual, según fuentes policiales consultadas por Clarín . Apenas se repuso, luego de estar muy grave en el Hospital Pirovano, la víctima no lo dudó: se tomó un avión de regreso a China .

El viernes 9 de julio, ni bien abrió su comercio, Huaxi Chen fue acribillado de siete balazos en su supermercado de Palermo Hollywood (Costa Rica 5623). El día anterior, Chen había discutido con un paisano que estaba a punto de inaugurar un local a metros del suyo (Costa Rica 5568).

El competidor de Chen denunció en la comisaría 31 que había sido amenazado . En la pared del futuro súper apareció una pintada que, en ideogramas chinos, decía: “Si querés hablar, llamame”. La advertencia se completaba con los números de dos teléfonos celulares, y estaba firmada (foto).

Veintiséis horas después, a sólo trece cuadras de lo de Chen, Lin Zheng estaba atendiendo su supermercado de la calle Jorge Newbery casi Alvarez Thomas (Colegiales), cuando dos hombres llegaron hasta la puerta del comercio. Uno de ellos le apuntó a las piernas y le pegó dos balazos . Pareció ser la consecuencia de un mensaje que Zheng había recibido una semana antes. El papel, escrito en chino, decía: “Si querés seguir trabajando, pagá 60.000 dólares” . La nota también incluía el número de un celular.

El 13 de enero de 2009, un comerciante chino –dueño de un súper del barrio de Once– denunció que lo habían amenazado. “Juntá 50.000 dólares si no vamos a venir y te vamos a romper todo y vamos a matar a todos”, le dijeron. En el apriete no faltó el ya clásico papelito con el número de un celular. El caso recayó en la Dirección de Lucha contra el Crimen Organizado de la Federal. Rastreando el teléfono, los investigadores confeccionaron una interesante lista de víctimas, pero ninguna se atrevió a testimoniar y la causa quedó en la nada.

Ante esta seguidilla de hechos, la pregunta, una vez más, se impone: ¿opera la mafia china en la Argentina? Si tiene pico de pato, cola de pato, camina como pato y pone huevos, lo más probable es que se trate de un pato. Lógica pura. Pero en el caso de las tríadas (así se llaman las organizaciones criminales de ese país), nada es simple de entender y, menos aún, de probar. Según lo que pudo verificar Clarín consultando a una decena de fuentes policiales, judiciales y empresariales, las mafias que mantienen en jaque a los súper chinos exigen un canon para brindar protección o bien para garantizar que en la misma zona no se instale otro negocio similar.

El que no arregla, puede pagar con su vida .

Los investigadores han empezado a toparse con un fenómeno relativamente nuevo: siempre bajo el mismo esquema de extorsión, las tríadas –que originalmente sólo empleaban a sicarios chinos– ya están usando “killers” argentinos para consumar sus ataques.

Así parece haber ocurrido en el crimen del empresario Gustavo Buffa (ver Un ex policía...

), en el caso de la calle Amenábar, en el ataque reciente de Colegiales, en otro que ocurrió en Recoleta (ver Se negó...

) y hasta en un caso sucedido en La Plata el 9 de mayo pasado. Dos hombres entraron a un supermercado de la calle 1 entre 77 y 78 y balearon a su dueño. “Preguntaron directamente por él y le dispararon. Logramos detenerlos. Iban con un tercer hombre en un auto.

Los tres eran de La Boca . No fue un robo”, explicó a Clarín el comisario Ricardo López, de la seccional 8 de La Plata.

Segun fuentes de la colectividad consultadas por Clarín , “en el área metropolitana operan dos grupos. Uno de ellos es el 14 K (nombre de una milenaria tríada, la más poderosa de acuerdo a Interpol), a la que se señala como autora de los ataques de Palermo Hollywood y Colegiales”. Y son estas organizaciones las que están comenzando a emplear “gatillos” locales.

Toda la violencia se enmarca dentro de una cultura con sus propios códigos. Miguel Angel Calvete, secretario general de la Cámara de Autoservicios y Supermercados de Residentes Chinos, admite que dentro de la colectividad existen reglas no escritas que pueden parecer extrañas ante la mirada de un occidental.

“Si un chino compra un fondo de comercio cerca de otro paisano ya instalado, el nuevo tiene que pagarle una especie de canon al que ya estaba allí o bien asociarse con él. No es nada ilegal”, cuenta Calvete, quien desde hace años oficia como vocero de buena parte de la colectividad china y también, desde hace años, desmiente la existencia de una mafia de ese origen en nuestro país. “Son grupos que no están arraigados acá. Van y vienen entre Buenos Aires, Ciudad del Este y Brasil. No hay mafia”, jura.

 

Piden que les dejen usar armas a los comerciantes chinos

 

El dueño del supermercado chino del Bajo Flores donde fue acuchillado un ladrón quiere cerrar su negocio porque está siendo amenazado continuamente, mientras que su abogado reclamó al Estado que le permitan a los comerciantes chinos “armarse” para poder defenderse .

“Si a cualquier ciudadano se le autoriza la portación de un arma, los supermercadistas chinos también deberían ser autorizados, porque están expuestos continuamente, porque manejan efectivo. Y si el Estado no se ocupa de garantizarles la seguridad, entonces a ellos no les queda otra que armarse”, dijo el abogado Enrique Piragini a la agencia DyN . El reclamo del abogado se da luego de que el sábado pasado un ladrón terminara muerto cuando entró a robar a un supermercado del Bajo Flores. El ladrón estaba escapando cuando el encargado del negocio tomó un cuchillo y lo atacó, mientras el custodio intentaba impedir su huida usando un arma de fuego.

El custodio fue liberado ayer, ya que la Justicia entendió que actuó en legítima defensa, mientras que el encargado del negocio, un joven chino de 20 años, sigue prófugo.

El abogado dijo: “Mi cliente, el dueño del negocio, me acaba de llamar para decirme que va a tener que cerrar, porque desde que pasó este episodio no para de recibir amenazas ”.

“El lunes el supermercado estuvo cerrado, el martes les recomendé que abrieran, pero fueron intimidados todos los hombres del negocio bajo amenazas de muerte. Y ahora hay tres chicas atendiendo, pero me acaban de comunicar que van a tener que cerrar”, añadió.

Piragini dijo que los ciudadanos chinos se sienten doblemente víctimas, porque son continuamente asaltados y no les es fácil acceder a un permiso de portación de armas. El abogado advirtió: “Yo quiero que el Estado se haga cargo, no pretendo que esto sea el Far West, pero esto se está convirtiendo en la ley de la selva. Estamos cada vez peor porque todos los programas empiezan a desarmar a la población civil y nos dejan desamparados frente a los delincuentes”.

Piragini hizo hincapié en las “agresiones a supermercadistas chinos, no sólo en hechos de violencia común sino en lo que aparece como una sistemática serie de demostraciones de poder, con uso de armas de fuego por sicarios para cumplir contratos que conllevan la muerte o lesiones ejemplares a determinadas víctimas, a cambio de un precio determinado”.

 

Balean a otro comerciante chino en un mensaje mafioso

Ocurrió a 24 horas de un hecho similar en Palermo Esta vez fue en Colegiales. Fueron dos atacantes y no intentaron robar. La víctima recibió un balazo en una rodilla. Unos días antes lo habían amenazado y le exigieron 60 mil dólares para dejarlo trabajar.

 

Los dos hombres se pararon, a cara descubierta, en la puerta del supermercado chino de Jorge Newbery 3432, en el barrio de Colegiales. Uno de ellos entró decidido al negocio y preguntó por el encargado. Apenas lo detectó sentado en la caja le disparó en una rodilla y una mano . Después los dos escaparon sin siquiera intentar llevarse nada. El comerciante fue internado en el Hospital Tornú y anoche fue dado de alta.

La escena ocurrió el sábado a la mañana, aunque recién trascendió ayer. Lo más llamativo es que fue a poco más de 24 horas y apenas a 13 cuadras del ataque que sufrió otro comerciante chino en Palermo Hollywood. En ese caso el dueño del supermercado fue asesinado de siete balazos por un encapuchado . Por la proximidad y la metodología usada la Policía investiga ahora si ambos casos están relacionados.

En ambos casos los investigadores no tienen dudas de que se trató de ajustes de cuentas de tipo mafioso o de amenazas saldadas tras una extorsión. Fuentes del caso aseguraron a que el dueño del supermercado chino de Colegiales había sido amenazado hace una semana, cuando un hombre entró simulando ser cliente y le dejó en la caja un papel con ideogramas chinos que decía “ si querés seguir trabajando pagá 60.000 dólares ” y un número de teléfono.

“No descartamos que estos sean ataques mafiosos de las llamadas triadas (mafias chinas), que extorsionan a los comerciantes de ese origen. Estos deben pagar para que sus connacionales los dejen trabajar. En ambos casos habían recibido amenazas, así que pueden que estén relacionados. Más teniendo en cuenta que están a poca distancia”, dijeron ayer las fuentes a Clarín .

El ataque al supermercado chino de Colegiales ocurrió el sábado cerca de las 10 de la mañana. El local está en Jorge Newbery, a metros de la avenida Alvarez Thomas, frente a la productora de TV Pol-Ka. Hasta allí llegaron los dos hombres, que no tenían rasgos orientales. Uno de ellos se quedó a pocos metros del negocio. El otro entró y le preguntó a una empleada dónde estaba el encargado. Cuando se lo señalaron en la caja, en medio de clientes y empleados le disparó dos veces : uno de los tiros le dio en la rodilla y el otro le rozó una mano.

Enseguida el atacante salió del local y escapó corriendo, junto a su cómplice, en dirección a la avenida Córdoba, donde creen que los esperaba un vehículo.

Voceros de la comisaría 29° identificaron a la víctima como Lin-Zheng, de 33 años, quien en realidad es el dueño del local y vive allí con su familia desde octubre del año pasado. Ayer sus familiares se negaron a hablar del tema.

Sin embargo un allegado confirmó a los investigadores que el comerciante había recibido “al menos una amenaza” en días previos al ataque. “El hecho de que no se hayan llevado nada y esas amenazas, que también se repitieron en el caso de Palermo, hacen pensar sobre todo en mensajes mafiosos . Además hay un video en el que se ve claramente al atacante que dispara y escapa sin intentar llevarse nada”, dijo una fuente policial.

Al cierre de esta edición, Lin- Zheng había abandonado el hospital luego de ser dado de alta, y los investigadores esperaban que hoy pueda presentarse a declarar.

Necesariamente deberá hacerlo mediante un traductor .

Los policías de la comisaría 29° ya se pusieron en contacto con sus colegas de la vecina seccional 31°, quienes desde el viernes pasado investigan el crimen de Chen Huaxi (43), asesinado de siete balazos en su local de Costa Rica 5623, entre Fitz Roy y Bonpland.

En aquel episodio una cámara de seguridad captó que el crimen fue cometido por un sicario que bajó de un Honda Civic gris con la cara tapada y con guantes . A grandes pasos el encapuchado entró al local, le disparó siete veces al encargado y salió en apenas 15 segundos .

Los investigadores de este crimen dijeron ayer a Clarín que “está claro que allí había una trama de extorsiones , aunque no se sabe si la víctima era quien había intentado extorsionar a otra persona de su nacionalidad. Hay una pintada con ideogramas chinos que advierte sobre la apertura de nuevos comercios y tiene su sobrenombre como firma y un número de teléfono. Esto a sólo 70 metros del sitio donde fue asesinado”.

 

Ataques que se repiten con llamativa frecuencia

 

Los ataques atribuidos a la mafia china tienen al menos dos características que enseguida los diferencian de un asalto común y corriente: son muy violentos y los victimarios muestran una asombrosa sangre fría.

Un ejemplo de esto ocurrió el dos de abril de 2008 en un supermercado de la localidad santafesina de San Lorenzo (30 kilómetros al norte de Rosario). Ese día el dueño del local, Ping Gou Chen, de 43 años, estaba atendiendo a sus clientes cuando un hombre joven y de rasgos orientales entro al comercio, fue directamente hacia él y lo mató de un tiro en la cabeza. El homicida salió caminando del supermercado y escapó en un auto que lo estaba esperando. Luego se sabría que Ping Gou Chen había sido demorado tres años antes por el crimen de un ciudadano chino cuyo cuerpo apareció en un campo con dos disparos en la cabeza y una oreja cortada.

Algo similar ocurrió el 13 de agosto de 2007 en Caballito. El escenario de este crimen fue el supermercado “King”, de Campichuelo 635. Su dueño estaba por cerrar cuando entró un hombre fue directo hacia él y, sin una palabra, lo mató de dos tiros.

Pero las amenazas mafiosas y los ajustes de cuenta no son la única forma en que los comerciantes de origen chino sufren la violencia. La Cámara Argentina de Autoservicios y Supermercados Propiedad de Residentes Chinos (CASRECH), denunció que en el primer cuatrimestre de 2010, sus afiliados sufrieron 1.461 asaltos, lo que representa un aumento del 12 % en relación a la cifra registrada en igual período de 2009.

En ese informe, que Clarín publicó en exclusiva el pasado 27 de junio, se explicaba que 1.053 de esos asaltos se cometieron bajo amenaza de armas de fuego y 408 con armas blancas. En 306 de los casos hubo agresiones físicas al personal o a los clientes y en ese lapso fueron cuatro las víctimas fatales y 15 los heridos.

 

 

 

 

 

VOLVER

 

 

 

 

Accesos Rapidos

Paraderos

DetectivesNewbery

Libro Cronicas

Detectives MDP

 

 

DetectiveMDP2

Detectiveznorte

2

 

------------------------------------

Guia de Detectives cuenta con coordinadores en la mayor parte del país

Cordoba: 0351-152065900

Mar del Plata: 0223-155956407

Posadas: 03572-15741759
Rosario: 0341-155636516
Mendoza: 0261-156989852
Neuquen: 0299-155358224
Pilar: 0 2 3 22 - 15350452
La Plata: 0221-156240140

 

Para ser coordinador de www.guiadedetectives.com.ar comuniquese a info@guiadedetectives.com.ar

-------------------------------------

 

Puede realizar sus pagos con

 

.............................................

 

Asociese a la Guia y obtenga los siguientes beneficios:

Más info AQUI

 

---------------------

LCD DVR Observation System

2.

Equipo compuesto por camaras visibles u ocultas, monitor LCD y disco rígido integrado. Admite hasta 4 camaras simultaneamente. Excelente calidad de imagen color y B/N. Apto para obtener pruebas para juicios laborales

CLICK AQUI

 

 

 

 

Círculo Amigos Todoar