¿Qué lugar ocupa el vigilador?

Por Rubén Flesicher

Según rezan los principios básicos de la Ley de Seguridad Interior, Nº 24.059 (y sus modificatorias), en su Art. 2º se define la misma como “la situación de hecho basada en el derecho en la cual se encuentran resguardadas la libertad, la vida y el patrimonio de los habitantes, sus derechos y garantías la plena vigencia de las instituciones del sistema representativo, republicano y federal que establece la Constitución Nacional”.
Por otra parte, en sus artículos 3º, 4º y 5º se establece su ámbito de aplicación y los instrumentos mediante los cuales esta reglamentada:
“Art. 3º - La seguridad interior implica el empleo de los elementos humanos materiales de todas las fuerzas armadas, policiales y de seguridad de la Nación a fin de alcanzar los objetivos del Art. 2º.
Art 4º - La seguridad interior tiene como ámbito espacial el territorio de la República Argentina, sus aguas jurisdiccionales y su espacio aéreo.
Art 5º - La seguridad interior, de conformidad con los principios derivados de la organización constitucional, se encuentra reglada mediante leyes nacionales y provinciales referidas a la materia, con vigencia en cada jurisdicción y por la presente Ley, que tendrá carácter de convenio, en cuanto a la acción coordinada interjurisdiccional con aquellas provincias que  adhieran a la misma”.
Establece, además, cuales son los organismos que conforman el sistema de Seguridad Interior a saber:

  • El Presidente de la Nación;
  • Los gobernadores de las provincias que se adhieran a la presente Ley;
  • El Congreso Nacional;
  • Los ministros de Interior, de Defensa y Justicia;
  • El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas;
  • La Policía Federal y las policías provinciales de aquellas provincias que adhieran la presente Ley;
  • Gendarmería Nacional y Prefectura Naval Argentina.

Resumiendo, las fuerzas del Estado estarían conformadas por:

  • Fuerzas civiles. Como la Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria, el Servicio Penitenciario Federal, Prefectura Nava Argentina y Policías provinciales.
  • Fuerzas Mixtas (Cívico/Militares). Tal caso de Gendarmería Nacional –Una fuerza civil con capacidad Militar-.
  • Fuerzas Armadas.

El lugar del Vigilador.
En este marco cabe bien preguntarse: ¿Dónde están parados cada uno de los integrantes de la sociedad dentro de un esquema de seguridad del país? Y, mas precisamente, dentro del tema que nos ocupa: ¿Qué son los Vigiladores Privados?
Una primera respuesta, bastante abarcativa, seria: Es un civil con funciones de vigilancia. Pero, ¿Qué implica esto? Pues bien, se trata de un auxiliar al cual se deba capacitar y que –necesariamente- debe saber cual es su función específica de seguridad: Su Misión y su Función.
Las funciones del Vigilador, en lo formal, se hallan reglamentadas por la Ley de Seguridad Privada que, además, detalla minuciosamente en sus Artículos 23 y 24 los contenidos de la capacitación que ellos deben recibir y quien es responsable de brindársela:
Art. 23 – Las empresas tienen la obligación de capacitar y formar su personal en todos los niveles, en establecimientos de enseñanza públicos o privados, debiendo contar en todos los casos dichos establecimientos con la habilitación otorgada por el Ministerio de Cultura y Educación. En cuanto a los programas  y contenidos de cada curso, deberán ser aprobados por la autoridad de aplicación, de acuerdo con las normas establecidas por el Ministerios de Trabajo y Seguridad Social, según el caso de que se trate.
Art. 24 – Los cursos básicos tendrán una duración minima de cien (100) horas cátedra, que deberán cubrir el desarrollo de las siguientes materias:

  • Primeros Auxilios y Defensa Personal.
  • Armamento y Tiro, con prácticas debidamente certificadas.
  • Nociones elementales de Derecho Penal, Derechos Humanos, Relaciones Laborales y marco regulatoria de su actividad.
  • Técnica Operativa
  • Prevención y Combate de Siniestros.

En nuestro país hay mucho y muy buenos centros de formación que ofrecen la capacitación requerida por la reglamentación; entonces, ya que la reglamentación existe, es función de Estado fiscalizar de manera fehaciente que esta se cumpla.
En última instancia, no se trata de otra cosa que jerarquizar el sector y sus empleados.

El Oficio de Vigilador.
Otro tema, no menos delicado, es el de la profesionalización de la actividad de Vigilador Privado. En realidad, en primera instancia deberíamos apuntar a reivindicar y profundizar el ejercicio del “oficio del Vigilador”, es decir que se trata de un oficial que ha desarrollado competencias específicas que le permiten llevar a cabo, eficientemente, una función determinada.
En lo que hace a la practica –siempre partiendo de una capacitación previa- la seguridad “se aprende gastando suela”, no solo se trata de una abstracción teórica.
Uno de los paradigmas en los que se sostiene esta afirmación es la que “el arma mas eficaz del Vigilador es papel y lápiz” es decir, desarrollar su capacidad de observación y alerta, no existe un guardia “sin novedad”.
Sus observaciones dan cuenta de que el vigilador esta caminando, de cómo utiliza su tiempo de trabajo. Es fundamental que aquel que desarrolla este oficio tome plena conciencia de cuales son las competencias de su oficio y estar orgulloso de llevarlo adelante.
Un buen ejemplo es el del caso de los “Encargado de Edificios” que por las competencias especificas de su trabajo rechazan el titulo del “Porteros”, no se trata de una sustitución semántica, la forma en que cada persona verbaliza su trabajo, profesión u oficio, da una pauta del grado de aceptación y orgullo que tiene hacia él.
Es necesario profesionalizar el trabajo del Vigilador. La capacitación es siempre una muy valorada prestación. Por otra parte, es fundamental, el rol de los mandos medios; acá entra a jugar fuertemente el rol del Supervisor, que no solo supervisa (dotando al termino y a la función de una connotación negativa), sino que debe enseñar; de muchas maneras, suple la capacitación en el oficio –dada su experiencia y su propia formación- es un actor que mas allá de haber sido capacitado de poner en practica lo aprendido.
Hay varia estrategias de capacitación no formal que pueden llevar a cabo los supervisores para estimular a su equipo, una de ella es –por ejemplo- armar grupos de discusión a partir de textos de información general y de capacitación específica en sus funciones (esto es muy útil, sobre todo en aquellos que cumplen turnos de Vigilancia Nocturna). Es muy importante que el Supervisor de dique tiempo a sus supervisados.
Es fundamental que desarrolle estrategias de trabajo en grupo e individual que eleven la autoestima del personal y operan como barreras de contención, desarrollan lazos del grupo, y éste, finalmente, se constituye como tal.
Es muy importante tomar conciencia de que hacia fuera el Vigilador con sector activo de la sociedad debe jerarquizar su trabajo para así competir y proyectarse,  aquí hablamos de la calificación producto de la mirada y la evaluación de los otros sobre el sector, a nivel internacional.

Alguna aproximaciones a reclamos habitúales.
Un tema recurrente es el de la “utilidad” de la prestación que brinda el Vigilador en función de lo que cuesta, es decir, son “caros”.
Un dato fundamental a tener en cuenta es que hay que tener muy claro de antemano para qué se contrata un servicio de Seguridad Privada. La función y la misión de ese Vigilador es la que el contratante le da. Es obligación del contratante (consorcio, escuela, comercio, etc.) establecer directivas claras y una especifica asignación de funciones. Desde la supervisión también se necesitan directivas claras que ayuden a la comprensión de las especificidad de la tarea y así llegaremos al final feliz de u correcto cumplimiento.
Este punto se relaciona directamente con una queja reiterada que la de “los Vigiladores solo cumplen una función presencial, ni siquiera es preventiva”, tantas veces escuchada. Pues bien, la función preventiva es fuertemente subjetiva y esta relacionada con la capacitación y con aspectos que hacen a las personas como: la autoestima, la postura, la forma en que lleva el uniforme, etc. En este aspecto es fundamental el rol de la empresa como institución a la que el personal pertenece, desarrollar ese sentido de pertenencia implica buenas condiciones de trabajo, equipamiento adecuado, capacitación, una supervisión conciente y productiva, directivas y lineamientos de trabajo claras y conocidas por todos los estamentos de la institución, entre otros puntos.
Los directivos de las Empresas de Seguridad no deben perder de vista que el contratante se relaciona directamente con el Vigilador, no con ellos, es el personal el que representa para el afuera la Función y la Misión de la Empresa.
El Vigilador es la imagen en acción de la Empresa de Seguridad y esto, que parece una verdad de Perogrullo, es un dato nada menor a la hora de hacer una efectiva contratación. 
   

Revista Baluarte – Septiembre 2008

www.baluarteonline.com.ar

VOLVER

 

 

Accesos Rapidos

Paraderos

DetectivesNewbery

Libro Cronicas

Detectives MDP

 

 

DetectiveMDP2

Detectiveznorte

2

 

------------------------------------

Guia de Detectives cuenta con coordinadores en la mayor parte del país

Cordoba: 0351-152065900

Mar del Plata: 0223-155956407

Posadas: 03572-15741759
Rosario: 0341-155636516
Mendoza: 0261-156989852
Neuquen: 0299-155358224
Pilar: 0 2 3 22 - 15350452
La Plata: 0221-156240140

 

Para ser coordinador de www.guiadedetectives.com.ar comuniquese a info@guiadedetectives.com.ar

-------------------------------------

 

Puede realizar sus pagos con

 

.............................................

 

Asociese a la Guia y obtenga los siguientes beneficios:

Más info AQUI

 

---------------------

LCD DVR Observation System

2.

Equipo compuesto por camaras visibles u ocultas, monitor LCD y disco rígido integrado. Admite hasta 4 camaras simultaneamente. Excelente calidad de imagen color y B/N. Apto para obtener pruebas para juicios laborales

CLICK AQUI

 

 

 

 

Círculo Amigos Todoar